El Hotel

El Portal de la Villa ofrece la maravilla del pasiaje y aires serranos. Sus servicios se caracterizan por la dedicación y esfuerzo en el trabajo de un pequeño grupo familiar. Cada detalle está pensado para que el visitante disfrute de un ambiente calmo y natural.